Nuestros quesos, nuestra forma de vida

Cynara es una forma de vida, una actitud vital, una manera de estar en el mundo.

El sabor de una reserva de la biosfera

El microclima de Hinojosa nos proporciona “un pasto muy fino”, dicen por nuestra tierra, eso aporta unos sabores y matices en la leche muy presentes luego en nuestro queso.

Las protagonistas de nuestros quesos

Las ovejas pastan en extensivo de ahí la calidad de nuestra leche.

nuestros productos

Queso Madurado “MIQUESO”

Curación: 3 meses. Madurado en cámara con moho natural en tabla de madera.

Queso Curado “CYNARA”

Curación: 6 meses. Madurado en cámara con moho natural en tabla de madera.

Queso añejo

Curación: 12 meses. Madurado en cámara con moho natural en tabla de madera.

YOGUR ARTESANO LECHE OVEJA

“Yogur Cynara” para el postre, para antes del postre, para no comer otra cosa.

Un queso con alma

Nuestro queso nace mágico de la leche cruda de ovejas y después de los meses se recupera el sabor ancestral mejorado con la tecnología de hoy y garantizado por un proceso higiénico, minucioso y delicado. 

Es el queso artesano de nuestra tradición, con una calidad solo posible en el futuro. 

Nuestra producción, está compuesta por unos productos que son alimentos artesanos. Estos alimentos conservan intactas recetas de nuestros antepasados, heredadas de generación en generación. 

Se trata de la elaboración de una pequeña empresa familiar, afincada en el medio rural, que ha apostado por revalorizar el potencial agroalimentario de su zona y que contribuye a fijar la población. 

Se trata, sobre todo, de cortas producciones, adaptadas a las nuevas tecnologías, pero sin perder el sabor original de las antiguas elaboraciones. Son recetas caseras que dan como resultado productos de alta calidad.

Nuestros productos son artesanos, elaborados en el medio rural.

Quiénes somos

Nuestro queso

En Hinojosa de Duero siempre se ha hecho queso de oveja, los buenos pastos daban buenos rebaños, cada familia hacía el queso de sus ovejas, todos queríamos aprender a ordeñar y a pastorear desde chicos, el misterio de la leche convertida en queso por las manos de nuestras madres, era magia. 

En nuestra familia el gusto por el queso nos lleva a todos a aprender, hasta que me  convierto en Artesano Quesero y empiezo a producir mi propio queso artesano, el único queso artesano de Las Arribes del Duero.

Hemos heredado las enseñanzas de nuestras madres que aprendieron de las abuelas, es la herencia histórica de siglos de enseñanzas, así, nuestro queso es aquel producto mágico.

Hacemos queso con  leche de oveja cruda, cuando una oveja tiene algún problema, por pequeño que sea, no usamos nunca su leche, garantizamos así la calidad desde el ordeño

Después de transmitido el saber hacer el queso con paciencia y cariño de madre a hija durante siglos, en nuestra familia, hemos añadido toda la tecnología disponible en este momento al proceso completo de elaboración, desde el ordeño mecánico, para asegurar la máxima higiene en esta delicada labor, hasta la instalación de utensilios de acero inoxidable, de cámaras para la curación con una humedad y temperatura estables y adecuadas.

Nuestro queso es así un queso artesano, antiguo, placentero, familiar, distinto y exquisito.

Descarga nuestro dossier de presentación

Perfil de Isabel, Mº Ángeles y Manuel

Nos presentamos: Somos  Isabel, Mª Ángeles y Manuel jóvenes emprendedores naturales de Hinojosa de Duero, pueblo de la provincia de Salamanca situado en la comarca Arribes del Duero y fronterizo con Portugal.

 Allí, en el lugar que nos vio nacer y esperamos pasar el resto de nuestros días se hunden las raíces de nuestra existencia, ligadas ellas al campo, concretamente al ganado ovino y la producción artesanal del queso, tanto por parte paterna como materna. La familia siempre fue el puntal en la lucha de nuestros objetivos, debiéndoles a ellos todo lo que somos, con esa aleación de humanidad impregnada por mis abuelos, quienes siempre motivan a luchar por lo que uno quiere, valedores del trabajo bien hecho.

Con nuestros antecedentes no podíamos menos que hacer realidad nuestros sueños de la infancia para poner en marcha una industria láctea, testigo heredado de mis padres, verdaderos artífices. Con ellos nos aliamos para levantar una quesería y fabricar artesanalmente el queso de oveja y, de esa manera, continuar contribuyendo al esplendor de este maravilloso pueblo llamado Hinojosa de Duero, del que me emociono con solamente pronunciar su nombre. 

Gracias a esa idea de mis padres –José e Isabel, un buen día nos pusimos manos a la obra para convertirlo en realidad. Era nuestro camino y la piedra de un montón de proyectos que empezarían a cristalizar, porque en otro caso no hubiera quedado más remedio que emigrar, al igual que hicieron tantos paisanos nuestros, pero hacer las maletas y vivir con la añoranza de Hinojosa en un lugar distinto jamás nos lo planteamos. Por esa razón, la quesería era nuestro futuro,  junto a otro centenar de vacas de la raza Casinas, raza autóctona de Asturias e ideal para la montaña, por lo que era fundamental para aprovechar los pastos que crecen en las laderas de Arribes

Con un montón de trabas y no pocos obstáculos que sortear, un buen día nació nuestro queso Cynara y con él un montón de sueños empezaban a ser realidad. 

Hoy estamos presentes en numerosas ferias, además de la venta directa en la quesería y en otros establecimientos, además de los numerosos envíos que, cada jornada, salen a distintos puntos del país para satisfacer a esos clientes que han confiado en nosotros. 

Fruto de nuestra entrega y pasión tenemos el privilegio de haber recibido un premio dedicado a la mujer emprendedora, algo que nos llenó de felicidad y recibimos de manos de Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, no era otra cosa que el fruto del trabajo bien hecho. De saber que íbamos por el camino correcto y de tener más motivación para seguir creciendo y que Cynara sea una referencia nacional del queso de oveja artesano.

Por todo ello no tenemos otra palabra más que gracias, porque de bien nacido es ser agradecido

 

Perfil de Isabel, Mº Ángeles y Manuel

Nos presentamos: Somos  Isabel, Mª Ángeles y Manuel jóvenes emprendedores naturales de Hinojosa de Duero, pueblo de la provincia de Salamanca situado en la comarca Arribes del Duero y fronterizo con Portugal.

 Allí, en el lugar que me nos vio nacer y esperamos pasar el resto de mis días se hunden las raíces de nuestra existencia, ligadas ellas al campo, concretamente al ganado ovino y la producción artesanal del queso, tanto por parte paterna como materna. La familia siempre fue el puntal en la lucha de nuestros objetivos, debiéndoles a ellos todo lo que somos, con esa aleación de humanidad impregnada por mis abuelos, quienes siempre motivan a luchar por lo que uno quiere, valedores del trabajo bien hecho.

Con nuestros antecedentes no podíamos menos que hacer realidad nuestros sueños de la infancia para poner en marcha una industria láctea, testigo heredado de mis padres, verdaderos artífices. Con ellos nos aliamos para levantar una quesería y fabricar artesanalmente el queso de oveja y, de esa manera, continuar contribuyendo al esplendor de este maravilloso pueblo llamado Hinojosa de Duero, del que me emociono con solamente pronunciar su nombre. 

Gracias a esa idea de mis padres –José e Isabel, un buen día nos pusimos manos a la obra para convertirlo en realidad. Era nuestro camino y la piedra de un montón de proyectos que empezarían a cristalizar, porque en otro caso no hubiera quedado más remedio que emigrar, al igual que hicieron tantos paisanos nuestros, pero hacer las maletas y vivir con la añoranza de Hinojosa en un lugar distinto jamás nos lo planteamos. Por esa razón, la quesería era nuestro futuro,  junto a otro centenar de vacas de la raza Casinas, raza autóctona de Asturias e ideal para la montaña, por lo que era fundamental para aprovechar los pastos que crecen en las laderas de Arribes

Con un montón de trabas y no pocos obstáculos que sortear, un buen día nació nuestro queso Cynara y con él un montón de sueños empezaban a ser realidad. 

Hoy estamos presentes en numerosas ferias, además de la venta directa en la quesería y en otros establecimientos, además de los numerosos envíos que, cada jornada, salen a distintos puntos del país para satisfacer a esos clientes que han confiado en nosotros. 

Fruto de nuestra entrega y pasión tenemos el privilegio de hacer recibido un premio dedicado a la mujer emprendedora, algo que nos llenó de felicidad y recibimos de manos de Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, no era otra cosa que el fruto del trabajo bien hecho. De saber que íbamos por el camino correcto y de tener más motivación para seguir creciendo y que Cynara sea una referencia nacional del queso de oveja artesano.

Por todo ello no tenemos otra palabra más que gracias, porque de bien nacido es ser agradecido

 

Qué opinan sobre nosotros

Qué bueno está, si lo pruebas y eres quesera te engancha. Yo esta tarde he acabado un trocito que me quedaba.

Me encanta este queso, a ver si voy al pueblo,

Exquisito.

Cuánta imaginación y sabiduría para hacer las cosas tan bien. El truco, muy buen material y mucha profesionalidad.

Un queso bueno no, ¡lo siguiente!

Sin duda alguna un manjar y mi queso de referencia. Además, todo el que prueba Cynara ya queda cautivado de su aroma y sabor.

Unos quesos artesanos fantásticos y por detrás su maravillosa familia. Felicidades por vuestro trabajo.

DÓNDE ESTAMOS

La quesería se ubica en Hinojosa de Duero  en la  C/ Santa Alejandra, s/n de HINOJOSA DE DUERO, Salamanca.

Hinojosa de Duero, villa con Ayuntamiento propio, perteneciente a la comarca histórica de El ABADENGO, llamada así por pertenecer sus tierras a los caballeros Templarios. Geográficamente, está enclavada en Las Arribes del Duero. Los naturales de este pueblo se llaman hinojoseros, personas por lo general extrovertidas, acogedoras y alegres.

El término municipal de Hinojosa está situado en el Oeste Salmantino, en el ángulo que forman los ríos Duero y Águeda. El pueblo está situado al cobijo de los Cerros de San Pedro o de Los Ángeles (652 m.) y de La Cabecina o Santa Bárbara (660 m.). Limita al norte con Portugal y Saucelle, al sur con Lumbrales, La Redonda y Sobradillo, al este con Bermellar, Saldeana y al oeste con La Fregeneda y Portugal. Los ríos Duero, Huebra, Camaces, Morgáez y Águeda bañan su tierra, junto con la Ribera del Froya, aunque no son directamente aprovechables por discurrir su caudal encañonado por terrenos escabrosos.

Su término municipal es de casi 93 Km., el mayor de todo El ABADENGO. Una parte de ese terreno es llana, con ligeras ondulaciones, y el resto se halla accidentado por numerosos cerros que en Hinojosa se conocen como tesos, entre los que se abren los bancales.

La singularidad del medio físico y de la configuración paisajística del espacio de Las Arribes del Duero, hacen de este área un territorio de enorme atractivo. Se trata de un ecosistema representativo y singular, tanto por su flora como por su fauna y su configuración geomorfológica.

 Por todo ello, este espacio forma parte del PARQUE NATURAL ARRIBES DEL DUERO, RESERVA DE LA BIOSFERA.

Contacto

Dirección

C/ Santa Alejandra, s/n
37230, HINOJOSA DE DUERO
Salamanca

Escríbenos un correo con tus dudas, sugerencias, o cualquier otro motivo. Leeremos encantados tus consultas.

Aceptación de la política de privacidad

10 + 6 =

× ¿Podemos ayudarte?